Home
Instrumentos
Tango Argentino
Guitar Craft
Contacto
Beaudoux
 

Humedad, temperatura y almacenamiento:


Tu guitarra está hecha de madera fina que fácilmente se ve afectada por la temperatura y la humedad.
Esta combinación es muy importante en el entorno de tu guitarra.
Por mencionar un ejemplo: la fábrica Martin&Co, mantiene su establecimiento en una constante de entre 45-55 por ciento de humedad y 22 a 25 grados Centígrados. Si la humedad o la temperatura están lejos de estas condiciones, tu guitarra se encuentra en peligro.


Un rápido cambio en la temperatura o la exposición al frío pueden causar pequeñas grietas en el acabado (pintura).
Se recomienda el uso de un higrómetro y un termómetro para medir la humedad relativa y la temperatura que rodea su guitarra.


A medida que aumenta la humedad, el contenido de humedad en la madera sube progresivamente, provocando que se expanda y engrose. Un aumento gradual de humedad generalmente no le provocará un daño permanente a tu instrumento.
Cuando se combina la humedad muy alta con alta temperatura, el pegamento posiblemente se debilite y puede incluso abrirse ligeramente un pegado.
Si tu guitarra está expuesta a alta temperatura o humedad durante cualquier período de tiempo, el pegamento bajo el puente podría debilitare causando que el mismo se despegue.


Rápidos cambios en la humedad y temperatura local, es contra lo que se desea proteger al instrumento.
Si, por ejemplo, colocas tu guitarra cerca de una fuente de calor seco, la humedad alrededor de ella va a bajar mucho más rápido, que lo que lo haría naturalmente, (aunque puede haber una sequía repentina natural con el mismo efecto). Si el contenido de humedad de la madera es forzado a bajar de PRISA, porciones de la misma se van a encoger más rápido que otras, esto provocará grietas y juntas abiertas.
No ponga su instrumento junto a un fuente de calor o colgado en la pared. En todos los casos, evitar colgar su guitarra en una pared exterior durante meses de invierno. El muro estará más frío que el aire interior. El resultado es un conflicto entre la temperatura de la parte superior y atrás de la guitarra, con posibles daños como resultado.
Si la guitarra se expuso a temperaturas de congelación, dejarla calentar a temperatura ambiente dentro de su estuche. Esto permite a la guitarra aclimatarse a la temperatura más lentamente, disminuyendo la posibilidad de grietas en la madera y la pintura.
Debe tenerse precaución si decide utilizar un humidificador para combatir la baja humedad ambiente. La humedad en contacto directo con la guitarra podría causar daños.


Se recomienda almacenar tu guitarra en su estuche, cuando no se utiliza.
La humedad es más fácil de controlar en un espacio más reducido (el estuche). No molestarse en aflojar las cuerdas al ubicar su guitarra en el estuche, a menos que no sea utilizada de nuevo durante varios meses.
En el estuche rígido se apoya el cuello y el cuerpo de su guitarra lo más uniformemente posible. Es importante que no dejes que nada se encuentre apoyado en la cabeza (el extremo de las clavijas), esto podría dañar (quebrar) el cuello.


Las reparaciones a su instrumento deben ser realizadas por una persona competente.


La limpieza del acabado (pintura)
La mejor manera de limpiar la guitarra es con un cálido y apenas húmedo paño. Esta acción eliminará productos químicos nocivos. La guitarra es recubierta con pintura del grado más alto disponible y es muy sensible.
Cualquier tipo de solventes, especialmente los que se encuentran en plástico, vinilo y correas de cuero, dañaran el acabado. También el alcohol, ácido de un cítrico, loción de afeitar, repelente de insectos y un número de sustancias relacionadas, lo afectan.
La transpiración también daña su guitarra (quizás sea la causa principal)
Mantenga seco el instrumento. Para pulirlo, usar un lustra muebles común y un paño de limpieza o franela. Se recomienda limpiar su instrumento con un paño suave y seco antes de su almacenamiento para eliminar restos de transpiración.


Ajuste y mantenimiento de las clavijas
Normalmente necesitan muy poco cuidado, solo una lubricación periódica. Las clavijas cerradas están lubricados por el fabricante, pero las del tipo abierto, deben ser lubricadas una o dos veces por año. Algunos tipos de clavijas son regulables para facilitar el ajuste. No es necesaria mucha tensión, por lo tanto no hay que apretar los tornillos de ajuste demasiado.


Ajuste de la acción
Cuando en un instrumento, cuesta mas tocar, es porque la altura de las cuerdas sobre el diapasón aumentó ligeramente. Esta altura, usualmente llamada "acción", juega un papel muy importante en la versatilidad y facilidad para tocar el instrumento. Sin embargo, si las cuerdas están demasiado bajas, esto provocara un ruido (buzz) contra los trastes.
La altura del puente y la cejilla debe ajustarse por un luthier calificado.
La varilla interna del mango (alma) es para ajustes de acción; se utiliza para obtener la curvatura de mango adecuada y también debe realizarlo una persona competente*. Aunque enderezar el mango tendrá un efecto sobre la calibración, no debe ser el alma ajustada si ya tiene la curva apropiada.


Mangos y Tapas
* El ajuste del alma está visto con mucho miedo por los músicos y se habla como si tocar “eso” fuese lo peor que le puede pasar a una guitarra.
Que el mango tenga un leve arco hacia adelante puede evitar zumbidos, con el alma, uno puede ajustar el mango para que eso suceda o para que quede mas recto y por consiguiente queden las cuerdas mas pegadas al diapasón. Esto debe hacerse con conocimiento, pero también es algo que los músicos deberían aprender porque los cambios climáticos pueden afectar y mucho las condiciones del mango y uno puede estar lejos del luthier de confianza como para que él lo haga.

 

Cuidado de la guitarra para viajar
La guitarra viaja probablemente más que cualquier otro instrumento musical en el mundo y sólo será cuestión de tiempo antes de que la tuya tenga su primer viaje. Si vas a llevar tu guitarra con vos, recuerda, no es sólo otra pieza de equipaje. Tienes que hacer un esfuerzo para protegerla.
Si vas a viajar en coche, no lleven su guitarra en el baúl. Es mucho más seguro en el asiento trasero porque en la mayoría de los coches el baúl no tiene buena ventilación, así las temperaturas puede fluctuar salvajemente. Este congelamiento o sobrecalentamiento de su guitarra es una invitación para que se produzca un crack o deformación. La guitarra es construida con pegamentos que pueden verse afectados por el calor causando ruptura y desprendimiento de adherencia del pegamento. El más comúnmente afectado es el puente (en las acústicas o criollas).


El transporte aéreo se ha convertido en el modo más popular de viajar, pero la protección de su instrumento es importante.
Las líneas aéreas no se proponen dañar intencionalmente tu guitarra, pero un sistema transportador automático, no puede discernir entre una guitarra y otro equipaje. Las aerolíneas consideran que una guitarra es demasiado frágil para su manejo y pueden requerir que se firme una renuncia que limita o elimina su responsabilidad, NO FIRMES ESE DOCUMENTO si puedes evitarlo. Incluso un estuche rígido no puede proteger siempre una guitarra de daños por el mal manejo de individuos o compañías comerciales.
En ocasiones puedes evitar el manejo del equipaje por el sistema habitual, preguntando si puedes llevar tu guitarra a la zona de embarque donde sea etiquetada y llevada a mano hacia el avión.
A su llegada, notificar a la azafata o cliente representante de servicio e intentar recuperarla en la puerta.
No todas las compañías aéreas ofrecerán esta opción.


Hay restricciones de tamaño de equipaje de mano. Debe ajustarse la bandeja superior o debajo del asiento delante de usted. En algunos vuelos los asistentes pueden permitirle que pruebe si cabe en el compartimento superior, pero si no; quizás deba enviarse como equipaje. Aflojar dos tonos las cuerdas y utilizar algodón suave o material de embalaje para mantener la guitarra ajustada en su estuche disminuirá la posibilidad de daños mientras la guitarra viaja en el compartimiento de equipajes presurizado.
En este caso un estuche rígido ayudará, pero no es seguro en caso de un manejo descuidado o accidentes.

 

Existe un convenio que la AFM (Federación Americana de Músicos) hizo con la TSA (Transportation Security Administration´s) Administración de Seguridad de Transporte
El cual, algunas veces, es respetado por las compañías aéreas.

 

Datos recopilados en internet. las marcas son propiedad de sus dueños o autores.